RELOJ DEL BLOG

relojes web gratis

CALENDARIO

miércoles, 9 de enero de 2008

La importancia del deporte y los juegos


El deporte, la diversión y los juegos constituyen una forma amena de aprender valores y lecciones que duran toda la vida. Promueven la amistad y el juego limpio, nos enseñan a trabajar en equipo y nos aportan disciplina, respeto y las habilidades necesarias que harán de los niños y niñas unos adultos comprometidos. Además, contribuyen a preparar a los jóvenes para hacer frente a los retos futuros y adoptar posiciones de liderazgo en el seno de sus comunidades.

El UNICEF reconoce la función esencial del deporte y la actividad física en la vida de la infancia. El deporte y la diversión, además de ser un medio para alcanzar los principales objetivos del UNICEF, constituyen objetivos en sí mismos, dado que garantizan el derecho de todos los niños y niñas a jugar. Todos los niños y niñas tienen derecho a un comienzo saludable; todos los niños y niñas tienen derecho a una educación. Y todos los adolescentes tienen derecho a poder convertirse en ciudadanos responsables y comprometidos.

La práctica regular de deportes y juegos desde la primera infancia y durante la adolescencia es esencial para el desarrollo físico, mental, psicológico y social. La participación en actividades deportivas puede fortalecer la salud de la infancia, mejorar el rendimiento escolar y contribuir a reducir el nivel de delincuencia. Los deportes son especialmente beneficiosos para las niñas, pues contribuyen a desmontar los estereotipos de género. Las celebraciones deportivas y los juegos se emplean para educar a las familias sobre cuestiones sanitarias como la importancia de la vacunación y la prevención del VIH/SIDA. El deporte constituye un medio eficaz para llegar a aquellos niños, niñas y adolescentes que a menudo padecen discriminación o exclusión, como los huérfanos, los discapacitados, los que han sido niños soldados, los niños y niñas refugiados y desplazados, los que han sido víctimas de la explotación sexual, y los niños y niñas de comunidades indígenas.

En colaboración con sus aliados, el UNICEF está incorporando actividades deportivas, de ocio y juegos a sus programas nacionales con el propósito de llegar a los niños y niñas, familias y comunidades de todo el mundo. Tanto en países en guerra, como donde hay paz, estas actividades están siendo empleadas para promover la salud, la educación de las niñas, crear espacios infantiles y advertir de los efectos perniciosos del tabaco, el alcohol y las drogas. Están siendo utilizadas para concienciar a los jóvenes sobre el peligro del VIH/SIDA y proporcionarles las técnicas para la vida práctica que precisan para protegerse a sí mismos.

En octubre de 2002, el Secretario General de las Naciones Unidas convocó un Grupo de Trabajo Interinstitucional con objeto de examinar las actividades de la organización relacionadas con el deporte. El Grupo de Trabajo, copresidido por la Directora Ejecutiva del UNICEF, Carol Bellamy, y Adolf Ogi, Asesor Especial del Secretario General en materia de deportes, elaboró un informe titulado Deporte para la paz y el desarrollo: hacia los objetivos de desarrollo del milenio. El informe manifiesta que el deporte es un medio eficaz y rentable de alcanzar los Objetivos del Milenio, el programa conjunto pactado por los dirigentes mundiales en la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas y en Un mundo apropiado para los niños. En noviembre de 2003, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la resolución 58/5 sobre la importancia del deporte como medio para promover la salud, la educación, el desarrollo y la paz, y 2005 fue proclamado Año Internacional del Deporte y la Educación Física.

La ex-Directora Ejecutiva del UNICEF, Carol Bellamy, declaró: "La visión del UNICEF es muy clara. Vemos a niños y niñas corriendo en zonas de recreo nuevas o rehabilitadas. Vemos escuelas que imparten educación física como parte de su plan diario de estudios, y espacios donde los niños y niñas pueden jugar y pasar el tiempo sin peligro cuando no están en la escuela. Vemos a profesores que poseen formación en educación física, y a los progenitores, jóvenes y otros miembros de la comunidad capacitados como entrenadores. Vemos a nuestros niños y niñas que crecen saludables, entregados a sus familias y amigos, preparados para trabajar y asumir la responsabilidad que supone la ciudadanía."

http://www.unicef.org